Inicio / Entrevistas / Entrevista con Martín Laventure, alcalde de Punta del Este

Entrevista con Martín Laventure, alcalde de Punta del Este

El Municipio más estratégico para el turismo del país requería un mandatario que lo conociera a fondo. Martín Laventure, el primer alcalde electo de Punta del Este desde la creación de este tercer nivel de gobierno, cumple absolutamente con este requisito: hace treinta años que vive en el balneario y ha sido presidente de la Liga de Fomento. Desde que asumió la cabecera del Municipio en 2010, ha impulsado una gestión centrada en la mejora de la infraestructura y los servicios públicos, para mantener el alto estándar de calidad del destino.

Martín Laventure recibió a Turisuy en la oficina del Municipio en Gorlero y la 19. Los objetivos del Municipio, el balance de la temporada 2012, las preocupaciones ante la coyuntura regional, los proyectos estratégicos y el posicionamiento de Punta del Este como marca fueron algunos de los temas tratados en la charla.

“Nuestro rol es hacer realidad lo que se vende en el exterior”

¿Podría hacernos un resumen de la gestión turística del Municipio en lo que va de la administración?

Este tercer nivel de gobierno que es el Municipio es un desafío importante en cuanto a la definición de sus roles y cometidos. En ese sentido es muy difícil una receta única, digo siempre que es un “traje a medida” que cada Municipio tiene que ir confeccionando. En el caso de Punta del Este, sin dudas tiene características muy especiales por su significado como marca registrada promotora de la actividad turística, que hoy por hoy es la segunda en materia de generar ingresos económicos para el país. Hay una gran responsabilidad en ese sentido.

En lo relativo a la promoción, eventos y el turismo en general, el rol del Municipio ha sido acompañar lo que se hiciera por parte del Ministerio, órgano rector y responsable de la actividad, y a su vez la Dirección de Turismo departamental,  actuando en forma coordinada. El municipio, yo personalmente y los concejales, participamos de las distintas actividades que realiza el Ministerio: las salidas al exterior y recibir periodistas, inversores, empresarios extranjeros…

Pero el cometido y obligación esencial del Municipio es que se haga realidad lo que se vende en el exterior cuando se habla de Punta del Este. Si vendemos que tenemos un lugar con una calidad de vida espectacular, y cuando la gente viene las playas están sucias o los espacios verdes están mal cuidados, no estamos cumpliendo con las expectativas del que viene. Entonces nos pusimos como rol principal que lo que promocionamos sea cierto, en materia de servicios, de seguridad, iluminación, todo lo que hace a la calidad de un lugar.

¿Hay proyectos concretos en marcha?

Creemos que a nivel departamental y nacional hay un rezago en lo que tiene que ver con la inversión pública y la infraestructura. Ha habido mucha inversión privada, sobre todo en Maldonado, de muy buen nivel, en el sector inmobiliario y hotelero; pero hay un déficit en la infraestructura pública y un desafío en materia de transporte, servicios públicos. Por ejemplo, un sector que viene creciendo mucho, el turismo de cruceros, no tiene la infraestructura adecuada para recibir al turista de la mejor forma. Sigue creciendo la cantidad de visitantes pero nos está generando problemas de tránsito y estacionamiento, y tampoco hemos logrado mejorar la infraestructura para atender esa demanda.

Los proyectos que hay, que son varios, algunos más avanzados que otros, apuestan todos a mejorar la infraestructura. En lo personal estamos tratando de llevar adelante un proyecto bastante ambicioso que requiere compromisos de todo tipo, de mediano y largo plazo, que es un cambio en el transporte público, un problema importante tanto para el vecino del lugar como para el que nos visita. El mal servicio de transporte público es un problema en crecimiento que tenemos que intentar solucionar.

También estamos en vías de concretar un viejo anhelo de mucho tiempo que es un predio ferial y centro de eventos de nivel internacional que va a ayudar a posicionar a Punta del Este en ese segmento que es la gran apuesta para el quiebre de la estacionalidad.

 ¿El Municipio trabaja en coordinación con los operadores privados?

Hace tiempo que se viene trabajando coordinadamente. No se ha podido institucionalizar formalmente porque no está la legislación correspondiente, pero en los hechos se trabaja permanentemente tanto con el sector público (Intendencia, Ministerio, Prefectura) como  con los actores del sector privado (transportistas, hoteleros, gastronómicos, inmobiliarios, ligas de fomento).

Balance de temporada: “Seguimos teniendo una gran dependencia con Argentina” 

¿Qué balance se ha hecho de la temporada 2012?

Los números oficiales del Ministerio coinciden con lo que fue el desarrollo de la temporada y con lo que fue la previsión que teníamos, que no coincidía con la del Ministerio, la cual era más optimista. Nosotros veíamos que tanto la situación de Argentina como la situación mundial nos prendían una luz de alerta en cuanto a que iba a ser difícil mejorar la temporada anterior y que si se lograba tener resultados similares ya era bueno. Finalmente  los números indican que para varios sectores fue inferior.

En balance fue una temporada que se extendió en el tiempo, los resultados económicos no fueron los que todos esperábamos porque hubo una retracción de gastos pero era previsible, así que no nos llamó la atención. En términos generales, y para lo que era el contexto internacional –bastante más adverso que en la temporada anterior-, creo que el balance es bueno. Si bien para algunos sectores se sintió más que para otros, el balance general es de una temporada aceptable.

¿Cómo se mueve el turismo durante la temporada baja?

Hay una constante en los últimos años de un movimiento bastante interesante durante todo el año, sobre todo durante los distintos fines de semana largos de la región. Pero lo que se está viviendo es una situación de incertidumbre en la relación con Argentina y en las consecuencias que pueden tener las medidas que ha tomado el gobierno argentino, o a su vez las medidas que están tomando en común acuerdo con otros países sobre cambios en las reglas de juego para la inversión.

En ese sentido hay incertidumbre porque los argentinos tienen muchas dificultades para viajar y salir al exterior, sobre todo en la salida de dólares que están complicando. Lo estamos evaluando permanentemente, habrá que ver qué pasa a medida que se vayan dando los fines de semana largos que han sido el termómetro de la temporada baja, pero es una situación que genera mucha preocupación.

Sin embargo se nota una afluencia mayor de Brasil, no tanto de inversión sino de turistas.

Brasil viene creciendo en forma constante, aunque se detuvo el crecimiento de turistas brasileños en la última temporada. De todos modos, esto obedeció a una situación de coyuntura; seguimos siendo competitivos en relación a Brasil.  El tema es que si bien hay que seguir apostando muy fuertemente a Brasil,  y viene creciendo en términos porcentuales de manera importante, en números reales seguimos teniendo una gran dependencia de Argentina.

Es un proceso que no va a ser fácil de sustituir, hay que hacerlo e intensificarlo, pero como en cualquier destino del mundo siempre el principal proveedor es el vecino más cercano, y en el caso de Punta del Este y toda nuestra costa, nuestro gran cliente fue y será el turista argentino. Si bien estamos logrando que esa dependencia no sea total, todavía es muy importante, por lo cual preocupa mucho lo de Argentina. Aunque hay que redoblar los esfuerzos con Brasil, no es de un día para el otro; si se cae Argentina no va a ser fácil de sustituir, tanto en nivel de turismo como de inversiones en general.

“Un Punta del Este cada vez más internacional”

¿Se está apuntando a otros visitantes? ¿Ha habido algún cambio en las últimas temporadas?

En términos porcentuales viene mejorando el turismo de fuera de la región, hace varias administraciones hay una política de buscar alianzas con otros destinos regionales para atraer en forma conjunta el turismo. Hay eventos muy importantes que se van a desarrollar en los próximos años, como el Mundial de Fútbol en Brasil y las Olimpíadas en Río de Janeiro, que  van a traer mucha, mucha gente a esta zona y son una gran oportunidad que Punta del Este y Uruguay deben aprovechar.

Pero para decirlo gráficamente, todo lo que pueda venir extra-regional es la “frutilla de la torta”, “la torta” siempre es regional. Brasil tiene muchos millones de habitantes en condiciones socioeconómicas para viajar, es un mercado muy grande. Argentina, ni qué hablar. Paraguay menos, pero cuantitativamente es importante. No se ha logrado consolidar el flujo con Chile pero hay que seguir trabajando porque es una posibilidad interesante. Creo que hay que continuar trabajando fuertemente en la región y de allí establecer alianzas con países vecinos para buscar ese turismo de fuera de la región.

¿Y el turismo interno? ¿Cuál es la época en que más se ve?

El turismo interno es importante también. Hay dos tipos: uno de nivel económico alto que es cliente  natural de Punta del Este en la alta o media temporada; y a su vez un turismo interno de menores recursos que sirve también para la baja temporada. Son dos aspectos interesantes, y hay que trabajarlos.

Montevideo es una ciudad con más de un millón de habitantes, un número importante con posibilidades de venir a Punta del Este los fines de semana, por ejemplo. Y lo que es la alta temporada, el uruguayo mismo es importante para Punta del Este, no en cuanto al país porque no hay ingreso de divisas, pero sí para el sector turístico de la zona. Y también es relevante durante todo el año porque genera una masa crítica que permite que el comercio esté abierto, que cuando venga gente de otros lugares haya por lo menos una oferta de servicios razonable. Aunque también hay una merma importante que dieron los números del Ministerio y es del uruguayo que está viviendo en el interior y que en los últimos tiempos venía a vacacionar, es el que más bajó.

¿Ha visto algún cambio de perfil turístico en el desarrollo de los últimos años?

Punta del Este se ha hecho cada vez más internacional, sobre todo en el periodo entre navidad y el quince de enero. Ahí hay un Punta del Este muy cosmopolita, donde se concentra la venida de ese público extra-región del que hablábamos antes. Eso ha llevado a tener que mejorar mucho la calidad de los servicios, atendiendo a un tipo de demanda distinta a la del turismo tradicional del público argentino o uruguayo. La presencia cada vez más importante de brasileños también ha implicado cambios, ya que fue el turismo argentino el que ha contribuido al desarrollo de Punta del Este, pero a su imagen y semejanza. Hoy hay un público distinto, un cambio que sin perder la esencia genera un Punta del Este más internacional, con una oferta más internacional.

¿Algo más que nos quiera comentar?

Según lo vivimos cuando nos toca viajar o a través de gente que viene o la prensa,  también es importante aprovechar el posicionamiento y el reconocimiento que está teniendo Punta del Este como marca y producto a nivel internacional, asociada a una alta calidad. Tenemos un gran desafío porque, como decíamos antes, eso tiene que ser real cuando la gente viene. La realidad es que tú hoy salís al mundo, al menos en determinados círculos, y Punta del Este se conoce. A veces lo ubican mal o no saben exactamente dónde está, pero Punta del Este suena. Eso es algo que cualquier departamento de marketing en una empresa sabe: el posicionamiento es algo que cuesta mucho. Y Punta del Este lo tiene. Si  a través de Punta del Este el turista ingresa a otros departamentos -Rocha, Lavalleja, Canelones en menor medida-, bienvenido sea. A través del turismo de calidad que promueve Punta del Este, se puede atraer a los turistas a otros destinos menos conocidos del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *