Inicio / Especiales / Joaquín Torres García

Joaquín Torres García

Joaquín Torres García nació en Montevideo el 28 de Julio de 1874. De joven partió a España, tierra natal de su padre, donde inicio sus estudios de pintura en la Academia de Bellas Artes de Barcelona; allí se sintió atraído por el modernismo francos y Catalan. Cercano a las ideas del pensador Eugenio D’Ors, realizo algunos murales inspirado en la tradición artística clásica tan presente en el Mediterráneo. Recorrió Europa en las primeras décadas del siglo y se acerco a las vanguardias. En 1917 viajo a Nueva York por un breve periodo. Se estableció con su familia en Paris en 1926 donde intensifica su actividad creadora. Fundo el grupo y la revista Cercle et Carre, que nucleo a importantes artistas abstractos.

Regreso a Montevideo en 1934 junto a su esposa Manolita Pifia y sus cuatro hijos Horatio, Augusto, Ifigenia y Olimpia, tambien artistas plasticos. En el Uruguay dio a conocer su postura, un movimiento al que llamo «universalismo constructivo», y con el defendio una propuesta de arte universal, pero de raices americanas. Difundio sus ideas a traves de charlas y editando revistas y libros. Fundo el Taller Torres Garcia y la Asociacion dc Arte Constructive. Su predica tuvo hondo impacto en el medio pictorico. Realizo con sus alumnos pinturas murales en el pabellon Martirene del hospital Saint Bois y el Monumento Cosmico frente al Museo de Artes Plasticas del parque Rodo. Murio en Montevideo el 8 de agosto de 1949. Entre sus libros destacan: Estructura (1935), Raison etNature (1932), La tradition del hombre abstracto (1938), Historia de mi vida (1939), La ciudadsin nombre (1941), Universalismo constructivo (1944), Lo aparentey lo concreto en el arte (1947).

Mira también

Torres García: el taller y sus discípulos

Desde sus comienzos, concurrieron al Taller Torres García jóvenes que querían aprender los principios del constructivismo y algunos artistas ya reconocidos en el medio, como Carmelo de Arzadun, quien ensayo por un breve periodo la pintura estructurada que predicaba el maestro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *